martes, 13 de diciembre de 2011

No sé qué pensar

A unos 9 días de mi vuelta a casa por Navidad (sí, como el turrón, todos hemos pensado en lo mismo), me vienen a la mente preguntas estúpidas del tipo de "¿seguirán las cosas igual?" "¿hará frío cuando llegue?" "¿me habrán echado de menos?"... A ver chata si te enteras: las cosas no van a estar igual porque hace ya 6 meses (wow medio año, como pasa el tiempo!) que te fuiste de por allí, frío va a hacer porque será invierno y echarte de menos... Bueno, eso ya se lo dejo a ellos, aunque quiero pensar que sí.

Voy a estar 11 días (en teoría serían 13, pero el día de ida y el de vuelta me los paso en el aeropuerto por culpa del vuelo con escala en Madrid) y ya desde ahora sé que me van a saber a poquísimo.

Ya he dejado dicho en casa que me hagan un puchero en condiciones cuando llegue, y lentejas, y redondillo, y pescaito (guisao, empanao o como se tercie) pero pescao del de verdad, no de ese congelao. Y que se preparen porque na más que pase por una panadería, pienso comprarme una barra de pan en condiciones (ese pan calentito, recién sacao del horno, con su corteza crujientita y su miga... ummmmm) y meterle jamón serrano, que eso es un bocadillo y lo demás son tonterías, no los sandwiches esos que se comen aquí.

En la maleta.... Ay! Madre! La maleta! He tenido que comprar una segunda para poder llevar todo lo que quiero llevarme... Menos mal que no me voy del todo (porque volveré a esta vida de prestao) y que puedo dejar parte de las cosas aquí... Pero 6 meses de pasearse por las calles de Londres pensando "eso le gustaría a fulanito/a" dan para muchos regalos, así que me las estoy viendo y deseando para encajar todo en las dos maletas + equipaje de cabina... Menos mal que con eso de que "las mujeres llevan bolso", tengo sitio extra :P

Las ganas que tengo de irme, son chicas... Supongo yo que ya os haréis una idea...

Me voy con la promesa de que a la vuelta les diré a la familia con la que estoy hasta cuándo me quedo... Y la verdad es que no quiero ni pensar en ello ahora mismo, porque si ahora mismo tuviera que dar una respuesta, cogía la puerta y no volvía... Porque por muy buena gente que sean, el tener que estar llevando una casa para delante CASI yo sola, pues como que no es algo que sea precisamente fácil. Porque los padres están ahí, omnipresentes, pero sin embargo, soy yo la que finalmente tiene que terminar haciendo las cosas. Y de ahí que ya casi me haya olvidado de lo que es tener tiempo para mí misma (y en el blog se refleja).

Si no fuera por esas horitas de los sábados y esos domingos en los que puedo desconectar totalmente la mayoría de las veces, yo ya me habría vuelto loca hace tiempo, encerrada entre estas cuatro paredes sin apenas poder "descansar".

Porque este trabajo es uno de esos 24 horas. En todo momento tengo que estar a disposición de la familia, hasta el punto de que he llegado alguna vez a irme a dormir sin haber cenado en condiciones.

En cualquier caso, yo, ahora mismo, solo pienso en que en unos 9 días me voy de vuelta a España (aunque solo sea por Navidad). Vuelvo a mi tierra, a mi casa... vuelvo a lo mío.

Y a lo que más le temo es a la vuelta.

viernes, 21 de octubre de 2011

Noodles

Sentada en la parada del bus comiendo noodles se me acerca un hombre (chino, para más señas) y me dice:

- Noodles! That looks nice! Are you going chinese?!

Yo, no puedo por más que contestar con una sonrisa, pues me ha dejado sin palabras.

Hace intención de seguir adelante cuando dá media vuelta, se sienta a mi lado, y me dice:

- What it needs is a little bit of soya sauce and some vegetables.
- Soya sauce? - respondo aún sin saber qué pensar de la situación y sin dar con más palabras.
- Yes, soya sauce

Y se levanta para seguir su camino, dejándome a mí con esa sonrisa tonta en la cara que aún no ha desaparecido. Y es que nunca me hubiera imaginado esta escena. Porque esto en mi tierra no pasa. ¡Mira tú por donde que en Londres voy a encontrar algo más que el idioma!

miércoles, 31 de agosto de 2011

Se nos hundió el Vaporcito


“Viene a esta tierra un  barquito. Más típico no lo hay. Más blanco ni más bonito en toito el muelle de Cai”

Pal que sea de fuera, alomejor no lo entiende, pero el que se hunda el Vaporcito del Puerto es como si vienes y me dices que el puente de Londres se ha venido abajo (por aquello de que ahora me pilla cerca).
 El Vaporcito es emblema del puerto, y somos muchos los portuenses (y no portuenses) que lo echaremos en falta navegando por las aguas de La Bahía... Me ha dao mucha pena enterarme de la noticia.

“Mire usted si ese barquito tiene una gracia exquisita que hasta dio su viajecito la célebre Tía Norica”

Me vienen a la memoria recuerdos de cuando era bien chica y con la cabeza asoma a través de los barrotes de la valla del muelle, le cantaba al vaporcito al verlo pasar. Le cantaba aquella cancioncilla que no sé dónde aprendí, aquella que por entonces me sabía entera…

“Los barcos de vela como palomitas cruzan por su vera. Los grandes mercantes suenan las sirenas al verlo pasar. Y es que ese barquito es tan pinturero que le dan besitos las olas del mar”

El Vaporcito del Puerto…

“Como ronea, como presume, sobre las aguas plateadas y azules”

Bien de interés cultural dicen que es… Yo creo que más que eso es parte del alma del Puerto. Se convirtió en emblema de mi ciudad y no por nada. Ha viajado del Puerto a Cádiz y de Cádiz al Puerto durante años; uniendo aún más dos ciudades casi hermanas, separadas por una bahía que lo ha mecido con orgullo en sus aguas.

“Ay Vaporcito del Puerto, cuando en ti me embarco, cuando en ti navego. Me contagias los recuerdos de tus viejos sueños, sueños marineros”

Hoy, 30 de Agosto de 2011, cuando me he enterado del hundimiento, a duras penas he aguantado la lágrima que quería escaparse de su cárcel para homenajear a este “barquito”.
Siempre ha estado ahí. Siempre en el mismo muelle. Un muelle para él solo, tranquilito y con muchos años. Ahora duerme bajo el agua en otro muelle, el de la ciudad hermana… Que lo refloten! Que lo arreglen y que lo vuelvan a flotar! Que lo devuelvan a su muelle, que es donde debe estar! Recorriendo las aguas de la Bahía; del Puerto a Cádiz y de Cádiz al Puerto!

“Ay Vaporcito del Puerto, tú eres la alegría, tú eres la alegría. De este muelle tan hermoso. Con ese rumbo garboso con que cruzas la Bahía”

domingo, 17 de julio de 2011

Aviones en el cielo

Veo más de veinte aviones al día, así que no es de extrañar que la gente que vive aquí esté más que acostumbrada al ruido de sus motores.


Allí donde vivo (mi tierra, la que siempre será mi casa), cuando pasa un avión, siempre hay un crío mirando al cielo con los ojos muy abiertos o diciéndole adiós con la mano...




Aquí viven tan cerca del aeropuerto y están tan acostumbrados que ni siquiera alzan la vista para ver de qué color es o como de grande se ve. Porque se ven realmente grandes algunas veces, tanto que pareciera que fueran a chocar con los edificios, aunque obviamente vuelan demasiado alto como para que eso ocurra. Se distinguen perfectamente la forma y los colores de los aviones y es impresionante ver a semejante bicharraco mantenerse en el aire.

Yo me los quedo mirando cada vez que los oigo venir. Me recuerdan a cuando mi hermano y yo jugábamos a buscar aviones en el cielo de camino a Sevilla a visitar a mis abuelos... Y en cierto modo me entristezco al pensar que los niños que viven aquí miran más al suelo que al cielo...

Supongo que todo viene dado por las circunstancias... Pero nunca me hubiera imaginado un patio de colegio lleno de niños en el que nadie, ni un solo crío, levanta la cabeza para ver cómo es el avión que vuela sobre sus cabezas... Solo una loca española que no sabe donde se ha metido alza la vista al cielo para ver por dónde viene el siguiente.

viernes, 8 de julio de 2011

1 mes

Hoy, 8 de julio de 2011, hace un mes exacto desde que puse los pies en tierras inglesas.
Como podréis imaginar, han pasado muchas cosas desde entonces... Tantas, que no he tenido apenas tiempo para dedicármelo a mí misma y, como consecuencia, este blog a quedado medio abandonado, así que ante todo, quiero pediros disculpas a los que me seguís por no haberos tenido al tanto de lo que pasaba como suelo hacer normalmente.

Alomejor diréis que no tengo por qué pedir disculpas, pero acabo de ver que había un comentario pendiente de moderar (lo siento Fernán y gracias por pasarte, muchísimas gracias) y esto me ha hecho darme cuenta de que os he echo un feo muy grande a los poquitos que me seguís.

Quiero que sepáis que, por supuesto, no ha sido intencionadamente, sino porque no he tenido tiempo para sentarme con tranquilidad delante del ordenador y escribir una entrada en condiciones. Porque no me gusta escribir cualquier chuminá y soltarla aquí como si tal cosa, ya que creo que os debo un mínimo de respeto a los poquitos que me leéis.

Bueno, como iba diciendo cuando empecé la entrada; hace exactamente un mes que estoy en Londres y, contra todo pronóstico, apenas he visto Londres. No he podido hacer turismo como me hubiera gustado, así que aún no he tenido el gusto de conocer el famoso Big Ben, ni el London Bridge, ni el Palacio ese que nunca escribo bien el nombre, ni la noria gigante, ni Notting Hill, ni Portobello Road, ni el museo de cera, ni..... Una lista interminable a la que seguro tendré que añadir muchos más destinos.

Nada más llegar a Kensington a la residencia de Las Madres Adoratrices (dejo el nombre escrito y si alguien quiere más información que pregunte) me dediqué en pleno a buscar una familia para trabajar como Au-pair, y mi dedicación dió sus frutos cuando, al cuarto día de mi estancia en Londres, encontré una buena familia con la que vivir y con la que empecé con el plan de quedarme 3 meses y ya hemos hablado de que me quedo mínimo hasta Navidad.

Una vez que me mudé a la casa, empezó mi rutina, a la que me ha costado (o me está costando) un poco acostumbrarme, pero todo a su tiempo. Eso de levantarme a las 6 de la mañana no es que me siente muy bien, pero acostarme a las 10, 10:30 como muy tarde, lo compensa.

El fin de semana pasado fue el primero que tuve "realmente" "libre" y lo dediqué a irme de compras a Hunslow, lo que hizo que volviera cargada de bolsas y hecha polvo, subida en uno de esos autobuses que tan famosos son aquí en Londres y de los que aún no tengo ninguna foto aunque me los cruzo todas las mañanas cuando llevo a la pequeña al colegio.

Aún no tengo planes de cuándo podré ir en plan turista a ver Londres, pero espero que sea pronto, porque la lista de sitios a visitar no hace más que crecer, así que, si no puedo antes, los 10 días de agosto que la familia estará fuera de vacaciones (se van a Turquía!) me recorreré medio "centro" de Londres y parte del otro medio... Decidme sitios que visitar porfavorrr!!! :P

En fin, que de nuevo pido perdón por estar un mes sin actualizar el blog, pero no me voy a poner a hacer promesas de post semanales ni nada por el estilo porque, a día de hoy, no sé si tendré tiempo.

Un saludo y un abrazo muy grande a los que estáis ahí!!!

sábado, 11 de junio de 2011

Me voy

Con el corazón en un puño y el miedo en el cuerpo, cuento los minutos que restan  para que despegue el avión. Me voy. Me voy lejos y esta vez es por más tiempo. No es solo un viaje turístico. Es un viaje de esos de los de comprar solo el billete de ida, sin saber cuándo se va a volver o si se volverá.
Despega. Ya no hay marcha atrás. La suerte está echada. Ya está hecho… Y muchas otras frases que vienen a decir lo mismo. Allá voy. Londres me está esperando. A ver lo que me encuentro.

Con los oídos aún taponados por el despegue, no puedo evitar pensar en cuántas cosas cambiarán mientras esté fuera.  Porque no soy tan ilusa como para creer que cuando vuelva todo seguirá igual. Solo espero que no se me olviden el olor a mar y el calor de mi tierra, porque allí donde voy no voy a encontrarlos. A la familia y amigos los puedo “tener” en el teléfono o en internet… Pero el sol y el olor a mar no se pueden embotellar y enviar.  Llevo en la maleta el chaquetón, que de seguro me va a hacer falta, y en la cabeza, que ahora mismo está patas arriba, llevo mil y un consejos y mil y un cuídate. El corazón prefiere callarse, porque todo lo que se le ocurre es llorar, aunque no sabe muy bien por qué…

Yo nunca he sido “echá palante” y esto me viene grande… Que tres meses es mucho tiempo!

Pero tengo que hacerlo… Necesito hacerlo.

Ha sido Londres porque así ha cuadrado, pero de no haber sido Londres, tendría que haber sido cualquier otro sitio, porque llevo tiempo necesitando un cambio… Y los cambios hay que provocarlos, porque es muy difícil que vengan solos.

Quizás me equivoque, no lo sé. O quizás sea lo mejor que he hecho en mi vida… La cosa es que ahora mismo vuelo sobre España y me quedan al menos tres meses por delante en un país que no conozco.

Deseadme suerte!

lunes, 6 de junio de 2011

Insomnio

Es a altas horas de la noche cuando mi cabeza, adormecida durante el
día, decide despertar y no darme tregua.

Se pone a repasar pasados y a pensar futuros... Pero no repara en el
presente, que necesita descanso.

Parece que se resiste a que acabe el día. Aunque no me lo explico,
pues ha sido un día cualquiera...

Hace listas: de cosas por comprar, cosas por hacer, cosas por guardar
y algunas que aún están por buscar.

Pero no cae en la cuenta de que necesito descansar.

--
*Una ignorante*

sábado, 4 de junio de 2011

Sonríe y sé feliz

Qué fácil sería todo si nos lo supiéramos tomar siempre con una sonrisa, no?
Este vídeo lo he encontrado a través de un blog... Pero no me preguntéis cual porque no lo recuerdo :S



Yo creo que no está mal planteado, no?

miércoles, 25 de mayo de 2011

Cuando las cosas se tuercen... Se tuercen.

Bueno, ya comprado el vuelo y habiendo hablado con la residencia, es definitivo:
Me voy a Londres.

En principio voy todo el verano, y según qué trabajo encuentre, me volveré en septiembre o me quedaré hasta que decidan echarme de Londres porque ya no me aguanten.

Ahora bien, dicho esto… Por qué hay veces que todo se pone en contra, a ver.

Me explico:

Lunes
10:58AM - Me he retrasado unos minutos y el autobús acaba de pasar, cuando nunca pasa a su hora (10:55AM) y tengo que esperar una hora para el siguiente.
11:50AM - Pillo el bus y hay atasco. Tardo como 10 minutos más de lo normal en llegar al centro.
12:15 PM Aprox. - Voy a la oficina de Correos y me dicen que Gran Bretaña ha dejado de aceptar giros postales hará unos días y que no puedo mandar el giro para la reserva de la residencia.
12:40PM - Voy a una agencia privada de envíos (cuyo nombre no diré pero que todo el mundo conoce) y me dicen que sí, que me lo envían pero que me hace falta tener nombre y apellidos del destinatario, cosa que no tengo porque es una orden religiosa la “dueña” de la residencia, no una persona en concreto.
12:50PM - Como no tengo ningún número de cuenta para poder hacer una transferencia en vez de un giro, me doy media vuelta y me dedico al siguiente punto de mi lista.
1:00PM - Voy al ministerio de trabajo e inmigración a preguntar por la Tarjeta sanitaria Europea, y cuando llego me encuentro con que tengo que hacer papeleo porque:
            - Al haber trabajado el sábado y haberme dado de alta para las 3 horas que trabajé, dejo de estar en la cartilla sanitaria de mis padres para pasar a depender de mi misma. El problema está en que como me dan de alta por tres horas, ahora estoy dada de baja y no tengo Seguridad Social que me cubra, y, por tanto, tengo que solicitar por escrito el alta en la cartilla de mis padres.
            - Como no estoy dada de alta en la Seguridad Social, no puedo solicitar la tarjeta sanitaria esa, así que me vuelvo con las mismas y con tres papeles en la mano para llevar al día siguiente rellenados.
1:30PM - Entro en el banco para preguntar cuánto tiempo tardarían en hacerme el cambio de unos cuantos euros a libras para poder llevar dinero en mano por si las moscas. Además, necesito aumentar el límite de las transferencias online por si me hiciera falta. Lo primero me lo solucionan (en tres o cuatro días y con una comisión de 6€ independientemente de la cantidad, por si a alguien le interesa). La segunda cuestión la tengo que solucionar en la oficina en la que abrí la cuenta, que está a unos 15 minutos en autobús además del tiempo de espera.

Mientras espero al autobús, llamo a mi jefe para decirle que me voy el día 8, que ya tengo el vuelo y que a ver cuándo me paga (no cobro aún desde marzo… Al menos Enero y Febrero los cobré allá por abril). Me dice que si, que vale, que a final de mes liquidamos, que no me preocupe… Con lo fantasma que es este tío apuesto a que por lo menos lo tengo que llamar 3 veces más. Por su voz parece que lo acabo de despertar (son la 1 y pico de la tarde…) Que se joda.

En el banco me aumentan el límite sin problemas, algo en condiciones en lo que va de mañana!

3:40PM - Tengo cita con el médico para que me haga un certificado de buena salud y me recete varias cajas de las pastillas para una alergia que supuestamente no tengo (pero eso ya es otra historia). Cuando llego no está mi médico de cabecera y me atiende un tío que me receta las pastillas y me dice que el certificao no me lo puede hacer, que pida cita para otro día y que me lo haga MI médico. Así que nada, a pedir otra cita. (Que bien funciona la Seguridad Social aquí ennnn??? De lujo, vamos! Y lo digo porque no es la primera vez que… En fin, eso para otro día)


Martes
10:03AM - Esta vez si pillo el bus (ahora sí llega tarde, como siempre) y me voy del tirón a lo de la tarjeta sanitaria.
10:30AM - Llevo un rato esperando en cola
10:40AM - Sigo en la cola
10:50AM - ¿A mi? ¿Yo? ¿Sí? ¿De verdad? Ah! No! Que ahora me dan un número para que me atiendan en una mesa…
11:00AM - Esperando
11:10AM - ¡Ahora sí que sí! ¡Un paso más cerca de Londres! ¡Allá vamos!
11:15AM - La pregunta del millón:
- ¿Tú crees que te llamarán para trabajar de aquí a que te vallas?
- Bueno, el viernes hay un concierto, así que supongo que sí, que me llamarán.
- Pues entonces todo este papeleo no te va a servir para nada, mejor pásate el lunes cuando ya te hayan dado de baja. (Os podréis imaginar mi cara)
A esto que respondo:
- Es igual, le digo a mi jefe que el viernes no puedo y ya está, total para que después no me pague...
Si antes os imaginasteis mi cara, ahora podréis imaginar la cara de una funcionaria que trabaja en el ministerio de TRABAJO e Inmigración.
- ¿Que no te paga dices?
- Sí, que no paga, desde Marzo.
- ¿¿¿¿¿Como???????
- Pues eso
Pero vamos, que al final, me volví con las mismas y volveré a ir el lunes.

04… y pico PM, no lo sé muy bien - Después de cosas varias, vuelvo a mi casa y me pongo la tele. El volcán ese de la otra vez ha vuelto a producir una nube de cenizas…

¡Su puta madre!


Nota: Tengo que decir, que la persona que me atendió en la oficina para lo de la tarjeta fue de lo más amable que te puedes echar en cara, y que la del banco incluso me recomendó que cambiara más euros de los justos, porque de todas formas las comisiones iban a ser las mismas. Además, el del autobús de esta semana es bien majo, y da los buenos días cuando se entra al bus, no como el de aquella vez y encima esta mañana he podido hacer “la buena obra del día”, como aquél que dice, indicando el camino a un grupo de turistas que iban en el bus. Que todo hay que decirlo.

lunes, 16 de mayo de 2011

Desandar el camino andado

Caminaba calle abajo mientras el viento arremolinaba su cabello, e iba pensando en el ir y venir de los días, que parecía que, a antojo de alguien, se alargaban en los peores y se acortaban en los mejores momentos.

Nunca se había planteado pararse a pensar en lo que hacía día a día, pero hoy, quizás por el levante, visitaban su cabeza pensamientos y sentimientos que no podía dejar de lado.

Iba sola, como casi siempre, y eso le daba aún más oportunidades de pensar. De centrarse en lo que le rondaba la cabeza, de sumergirse en sus pensamientos mientras la gente, los coches… Mientras todo pasaba a su alrededor sin que ella apenas se diera cuenta.

Ya llevaba un rato caminando cuando, aún no sabe bien por qué, levantó la vista y se encontró lejos, muy lejos de su casa, lejos de todo. Y al mirar alrededor comprendió:
Tanto se había enfrascado en sus pensamientos y en sí misma que se había desentendido de todo, absolutamente todo lo que le rodeaba. Y ahora no era capaz de dar media vuelta y desandar el camino. Ya no sabía volver a ser la que había sido antes. Ahora estaba aún más sola y no sabía regresar donde estaban los demás…
Solo le quedaba esperar que alguien se percatara de su ausencia y caminara en su busca para brindarle su ayuda.

Porque ella sola ya no podía.

Se había perdido y no había sendero marcado ni mapa en sus bolsillos con el que poder guiarse

domingo, 8 de mayo de 2011

ASÍ NO, SEÑORES, ASÍ NO.


Hace muy poquito encontré un blog y coincidió que llegué a él en un momento en que se buscaba la respuesta más efectiva a un problema de “robo de propiedad intelectual”.

Estas últimas palabras dichas así, pueden sonar un tanto fuertes, pero no tiene otro nombre, y paso a explicar el problema:

El blog del que os hablo se llama “Los ojos de ella”, y llegué a él a través de su cuenta en Twitter.
La primera entrada con la que me encontré fue ésta, y con la idea de enterarme bien de qué iba todo eso de la encuesta, empecé a mirar entradas anteriores y, entre fotografías que bien se merecen una mención entre estas líneas y que os invito a ver, encontré la explicación a todo el tema.

Os resumiré:

Seguro que os acordáis del terremoto/tsunami que se sufrió en Japón hace no mucho.
Bueno, pues durante este incidente, todos los que pudieron sacaron fotos, hicieron vídeos, publicaron entradas en sus respectivos blogs, twittearon los acontecimientos en directo y en diferido… Nos informaron de primera mano de todo lo que sucedía, y todo, gracias a Internet. Pero claro, ya sabemos, que, al publicar algo en Internet, nos arriesgamos a que pueda llegar cualquiera y hacerlo suyo, y es por eso que en este blog que os digo, TODAS las fotos están registradas bajo una licencia de Creative Commons.

Pero, ¿qué pasa cuando llega una empresa de publicación importante? Pues que se pasa por el moño (por no decir expresiones mucho más malsonantes) al blogero que, día a día o cuando corresponda, informa de primera mano de lo que le rodea.

Y esta empresa ha sido el Diario ABC, y el blog damnificado, el que os vengo comentando desde el principio de la entrada.

Como en muchos otros blogs por aquellas fechas, en este se publicaron imágenes de los desbarajustes que había causado el terremoto en Tokyo, y el Diario ABC, ni corto ni perezoso, decidió publicar en sus páginas fotografías que pertenecían a otro sin mencionar al autor o haber siquiera pedido permiso, es decir, poniéndolas como suyas.

Dicho todo esto, ya tendréis una idea de a donde se quiere llegar.


Esto no puede quedar así.


Tanto que se quejan las “grandes empresas” del robo de la propiedad intelectual y demás historias y, cuando se plantea el momento, son los primeros en llevar a cabo tal delito.

Así que, sin tener que dar más explicaciones, porque creo que en la entrada del blog que os comento viene más que bien explicado, yo, desde mi blog, aunque sea muy humilde y sean pocos los que me leen, me uno a la iniciativa que ha surgido a raíz de este problema y que podéis leer más detalladamente aquí.
Y desde ahora, en uno de los laterales de mi blog, aparecerá el logo de la iniciativa “Sindelicadeza”, que podéis encontrar en la entrada que enlazo al mismo.
Os animo a que os unáis a esta iniciativa, bien sea vía twitter, facebook, blog, menéame o como más os guste, haciendo un link o mencionando la entrada del blog en concreto.

Porque mañana puede pasaros a vosotros si no les paramos los pies.

Y ya lo dice Nikon en el blog “Los ojos de ella”:
<<Somos el pequeño David contra el gigante Goliat... Aunque a día de hoy el pequeño David tiene un portátil con banda ancha, además de Internet en el móvil; tiene facebook, twitter, etc. y conoce a muchos otros pequeños Davides con la ayuda de los cuales puede vencer al gigante Goliat>>.

viernes, 6 de mayo de 2011

El músico y la guitarra

De un tiempo a esta parte, espero todos los días al autobús, que llega, según le viene, a eso de las 10 de la mañana, tarda unos 15 o 20 minutos en llegar al centro y allí me bajo.
Luego, subo a la primera planta de un edificio de oficinas y entro en lo que no es precisamente una oficina al uso, aunque de eso ya hablaré en otro momento si toca.
Normalmente pasan las horas con el sonido de la televisión de fondo mientras nos dedicamos a lo que toque ese día, pero hoy no.
Hoy ha llamado al timbre una clienta y, como siempre se le ha quitado el volumen a la tele para que pase a un cuarto o quinto plano si cabe, pero hoy ya no hemos vuelto a darle voz cuando la clienta se ha ido. Hoy ha quedado callada durante el resto del día porque empezó a oírse música.
En un principio pensé lo típico: “Hay que ver lo alto que lleva el volumen ese coche” Pero  no fue la típica pasada y ya, aquello seguía.
Cuando me paré a escuchar, me di cuenta de que era solo una voz y una guitarra, así que me asomé a la ventana para ver quién cantaba, pero no vi a nadie. La abrí y me dejé caer sobre el marco para ver si llegaba a verle, pero solo conseguí atisbar una esquinita de la funda de la guitarra.
La gente que pasaba por allí se quedaba mirando a quien fuera que tocara la guitarra mientras cantaba como buenamente sabía y creerme, sabía.
Cuando bajé las escaleras del edificio ya hacía rato que había dejado de sonar esa guitarra, así que bajé sabiendo que ya no estaría allí, pero aun así espera ver a aquel hombre con la guitarra a cuestas. La curiosidad por ver quién era aquella persona me podía.
Pero no le vi. Me hubiera gustado ver a la persona que hoy me alegró la mañana. Pero ya no estaba allí.
Una cosa sí queda clara. Mañana me levantaré con más ganas, esperando volver a oírle, aunque tampoco logre ver más que la esquinita de la funda de la guitarra.

miércoles, 27 de abril de 2011

Sabes qué?

Cuando empecé a coger el autobús todas las mañanas, no había día que saliera de casa sin los cascos conectados al móvil y la música puesta, pero de un tiempo a esta parte es como que me sobran.

Empecé a aprovechar los 20 minutos que estoy en marcha para ponerme al día de los nuevos post de los blogs... Pero un día me quedé sin batería en el móvil y me dí cuenta de que es muy curioso observar.

Observar a la gente que va en el autobús y a la que va por la calle.

¿Qué pasará por sus cabezas?

Algunos van tan a su bola que ni levantan la vista del suelo. Otros miran hacia delante, bien con paso firme o bien con la mirada perdida en sus pensamientos.

Muchos críos chicos se quedan mirando con los ojos muy abiertos lo grande que es el autobús, y algunos incluso se sonríen o nos saludan a los que vamos dentro.

Un día escribí una entrada de una conversación entre un niño y una señora a cuenta del diente que el primero había perdido, y creo que fue al día siguiente cuando dejé los cascos en casa definitivamente.

El camino es siempre el mismo. Incluso llega a hacerse monótono... Pero cada día hay alguna historia, alguna mirada, alguna sonrisa... Así que a partir de ahora, dejaré los cascos en casa y levantaré la vista del móvil para mirar por el cristal.

domingo, 24 de abril de 2011

A tí chaval

Si es que la chirigota del Canijo no tiene ni un punto ni una coma que no merezca leerse y escucharse!!

A tí chaval - Ricas y maduras

A ti chaval de tele y consola,
deja la Pley que quiero hablar contigo,
mira pacá que esto sí que mola,
si no te suena se le llama libro.
Hace lo que no hace la Wii ni la Equis box,
cuenta aventura pero con tu propia voz,
y lo puedes parar
y también dar pa atrás,
no lleva cables ni electricidad.
Con él puedes viajar,
puedes volar también,
cambiar la realidad
o el tiempo retroceder
y al personaje le pones la cara
que tú le quieras poner.
Dale tu mano y verás,
verás, verás, verás,
que no hay amigo mejor,
si lo miras te da todo
lo que cierra en su interior.
Dale tu mano y verás,
verás, verás, verás,
un amigo de verdad
que su palabra mantiene
y nunca la va a cambiar,
tiene tanto que ofrecer
que por la noche la gente
hasta se acuestan con él.
Cuántas cosas pueden ser,
compañero de viaje,
caja fuerte del ayer,
es el chispazo que enciende
la conciencia y el motor
y el primero que va al fuego
cuando llega un dictador.
Sólo depende de ti,
esto no es obligatorio,
no lo tienes por qué abrir,
déjalo quieto en un muebles
y verás que mono queda,
pero el que no ha cogido nunca un libro
puede acabar como Belén Esteban.

* * *
Antonio Pedro Serrano Álvarez y Tino Tovar Verdejo
Ricas y maduras, 2011


sábado, 23 de abril de 2011

Por favor, perdoname

Perdóname si alguna vez te ofendí.
Perdóname si alguna vez no estuve ahí.
Perdóname si esperabas más de mí.
Perdóname si fui egoísta.
Perdóname si te dejé de lado.
Por favor, perdóname si te hice daño.

Pero dime:
¿Cuándo te ofendí?
¿Cuándo no he estado ahí?
¿Cuándo no dí todo lo que pude?
¿Cuándo he sido egoísta?
¿Cuándo te dejé de lado?
Dime por favor, ¿cuándo te hice daño?

Y si lo hice, creeme que no lo pretendí.
No quería ofenderte.
Querría haber estado ahí.
Quizás no podía dar más de mí.
No era mi intención ser egoísta.
Querría poder estar siempre de tu lado.
Creeme que no pretendía hacerte daño.

Pero quizás es que no sé.
No sé callarme la boca y no decir lo que siento.
No sé estar en todos sitios, aunque ya me gustaría.
No sé dar más de mí porque no hay más donde rascar.
No sé ser de otra manera, aunque lo intento.
No sé ser incondicional porque me puede la razón aveces más que el corazón.
Quizás es que no sé cómo no hacer daño.

--
*Una ignorante*

lunes, 11 de abril de 2011

Ojalá fuera cierto

Ojalá fuera cierto que los deseos se conceden.
Ojalá fuera cierto que los sueños se cumplen.
Ojalá fuera cierto aquello de soplar las velas de la tarta.
Ojalá fuera cierto que si cerramos los ojos con fuerza y pedimos algo,
se consigue.
Ojalá fuera cierto...

Pero yo hace ya tiempo que dejé de creer en deseos que se conceden y
en sueños que se cumplen.
Y las velas de la tarta... Hace tres años ya que no las soplo. Porque
hace ya tres años que no hay tarta.

¿Y lo de cerrar los ojos?... solo sirve para darte de bruces contra un muro.

--
*Una ignorante*

jueves, 7 de abril de 2011

El que nace gaditano

Os habéis parado alguna vez a pensar en la de etiquetas, clichés, primeras impresiones, ideas preconcebidas... con las que tenemos que lidiar a lo largo del día?

Y diréis, a qué viene esto? Bueno, esto es lo que me ha hecho pensar en el tema:


Para escuchar, click aquí.

El que nace gaditano
viene al mundo ya marcao
con la etiqueta de artista.
Pasota indiferente,
sin futuro sin presente,
sin padrinos ni avalistas.
El que nace gaditano
viene con todo un rosario
de falsas y negras leyendas.
No le gusta trabajar,
sólo quiere carnaval
y hablando no hay quien le entienda,
preocupao por agradar
a toda la humanidad
sin que nadie le haga cuenta.
De Cai,
todo allí es muy gracioso,
por cojones un guirigay,
por cojones picha quillo
y to el día vestío del Cai,
el payaso cuenta el chiste
más alegre y más burlón
por ser de Cai.
Nadie sabe que debajo
de este traje de bufón
las están pasando putas
gaditanos como yo,
que a pesar de mis problemas
mi sonrisa es mi bandera
que es mejor morir riendo
que vivir como un cabrón.


 
Pasodoble de la chirigota "Huele a ropero". Concurso de Agrupaciones del Carnaval de Cádiz 2009.
Por: Juan Antonio Bocuñano Llamas y José Antonio Gómez Rodicio


Y es que los gaditanos tenemos fama de hablar mal, de ser unos vagos y de estar todo el día de juerga... Nada más lejos de la realidad.

Vale que un cachondeo y una juerga gusta como al que más, pero eso no es solo en Cádiz. (Que "los de fuera" son los primeros que se apuntan a una feria)
Vale que no nos gusta eslomarnos en el trabajo para llegar a casa destrozados, pero eso no es solo en Cádiz. (Que no se vive para trabajar, se trabaja para vivir)
Vale que tenemos nuestra forma de hablar, pero porque un puñao de personas hablen mal por una cosa o por otra no quiere decir que todos los gaditanos hablemos mal y no se nos entienda.
Vale que en Cádiz hay gente que le da al coco y tiene su gracia, pero no por ser de Cádiz tenemos por narices que ser graciosos. Yo soy gaditana y no tengo ni puñetera gracia para contar un chiste.

Y aún más triste, si cabe, es que encima estas "ideas" se extienden a todos los andaluces... De lo que resulta que en Andalucía solo hay juerga, cachondeo, descanso, solecito, playita... Sí, vale, hay de todo eso, pero también hay más cosas. Que aquí, el que le dejan (por aquello del paro, seamos claros) va todos los días  a su trabajo para que no falte un plato de comida en su mesa, como todo españolito de pro que se precie.
Y de aquello de que hablamos mal... Yo os he escrito una parrafada y se me entiende, ¿no? Pues eso.

Lo que vengo a decir con todo esto es que no podemos fiarnos ni guiarnos por etiquetas ni ideas preconcebidas porque podemos llevarnos más de una sorpresa. Que en el fondo somos todos iguales.

Un saludo!

lunes, 4 de abril de 2011

Ciruelo

Andaba preocupada porque me habían dicho que el ciruelo suele florecer a principios o mediados de febrero... Pero se conoce que este tenía aún un poco de frío y estaba esperando a que llegara el buen tiempo.

Y viene cargadito!

Os dejo con algunas fotos.











Un saludo!!

jueves, 31 de marzo de 2011

Ya llegó la primavera

Ya sé que de esto hace algunos días según el calendario, pero ha sido hace uno o dos cuando yo, cámara en mano, me he puesto a hacer fotos.

Todo se llena de colores, y mejora el tiempo. Hace más calor y parece que cambian los ánimos...

Os dejo con algunas fotos de mi jardín.













Un saludo!!

lunes, 28 de marzo de 2011

Venecia

Ya dije que me iba de viaje a Venecia, y que a la vuelta colgaría alguna foto.

He estado un poco liada y no he podido escribir antes, pero ahora que tengo tiempo, pienso explayarme. Si no sois capaces de leer la entrada entera, lo entenderé :P

Bueno ahí va:

El primer día monté en el avión Sevilla-Barcelona para coger allí el vuelo Barcelona-Venecia.

La salida de madrugada me supuso no dormir esa noche (literalmente), así que me puse en camino con más sueño que otra cosa. Vi amanecer pegada a la ventanilla del avión, así que, en cierto modo, mereció la pena tener que coger el avión tan temprano :P


Cuando llegué al aeropuerto de Barcelona (con bastante antelación), estuve esperando a la persona que, teóricamente, tenía que recibirnos en el aeropuerto para indicarnos el siguiente paso, pero no fue hasta una hora después que apareció, es decir, tarde. Bien empezábamos…

Por fin facturamos el equipaje y embarcamos (menos mal que el avión iba con retraso, porque si no, no lo hubiéramos pillado) y esta que está aquí se quedó roque y se despertó justo en el momento de aterrizar.

Una vez allí nos recibió la guía, con una sonrisa de oreja a oreja que nos hizo olvidar la impuntualidad de la persona que nos debía esperar en Barcelona… Lo que son las cosas.

Llegamos al Hotel, en una de las islas de los alrededores de Venecia, y tuvimos la reunión en la que explicaron las excursiones que se podían contratar. Y es que estos son muy cucos. Además de que todo te lo ponen muy bonito y te lo saben vender bien, te llevan a un hotelito apartado de la zona turística y te dicen: las excursiones son voluntarias. Sí, son voluntarias, pero estás tan apartado de todo que, o coges las excursiones, o te lías a buscar autobuses que te lleven a uno u otro sitio y rezas por encontrar la parada, el autobús y a ti, que a la que saltas, te pierdes y no ves nada.

Total, que entre eso y que ya llevaba la idea de contratar las excursiones, di un paso al frente y dejé que le dieran la primera puñalá a la tarjeta y al bolsillo. Porque Venecia, como toda zona turística, es cara (aunque pensé que sería aún más cara, fíjate tú por donde).

Esa misma noche fuimos a Venecia, que ya había ganas, y nada más llegar, nos empezó a llover. Me gustó mucho ver Venecia, verla de noche para poder compararla a la luz del día siguiente, el ambiente (aunque frío y muy húmedo), la escasez de turístas en esos momentos, el callejear por puentes y estrechas callejuelas para ir a parar a plazas y canales… Pero entre la lluvia y el frío, me resfrié el primer día.

Llegué al hotel con los tenis empapados, los calcetines chorreando y los pantalones mojados hasta más arriba de la rodilla… “aqua alta” no pillamos… Pero lluvia y niebla nos tocó toda.



Así que al día siguiente, aprendí de mis errores y me calcé las botas de agua, que no me quité más que para dormir y una vez en el aeropuerto de Barcelona.


El segundo día lo echamos entero en Venecia, y me enamoré aún más de sus calles. Y de las máscaras de sus escaparates!




















Empezamos en “El Getto”, un barrio al otro lado de la isla, para ver la Venecia menos turística.


Y lo atravesamos hasta llegar a la Plaza San Marcos, donde tuvimos dos horas para ir a nuestro aire.



Yo pasé de zonas turísticas, de iglesias y de museos, y jugué a perderme entre puentes y callejuelas que aún vestían de carnaval gracias a los papelillos que se resistían a desaparecer.


Me encantó.

Vista del Puente Rialto desde uno de los miles de callejones de Venecia


Cada vez que pasaba por una pastelería se me hacía la boca agua.



Y después de la pizza que me comí, no pude resistirme al “postre”.



Después volví a meterme en la piel del típico turista y fuí al embarcadero, donde habíamos quedado porque teníamos contratado un paseo en góndola y luego, al hotel a descansar, a eso de las 7 de la tarde (cosa que me pareció un crimen, pero no había otra)



Al día siguiente, además del monasterio de San Lazzaro Armeni (espero haberlo escrito bien) y la típica visita a la isla de Murano para ver el cristal.



Fuimos a la isla de Burano (sí, Burano, con B, está bien escrito).
Es una isla muy colorida. Y cuando digo muy colorida, es por algo. Cada casa está pintada de un color.



Así que cuando te asomas a los callejones, te encuentras imágenes como esta:



En la media hora larga que tuvimos “libre” me dediqué a asomarme a los callejones y ver qué había al otro lado. Y a pesar de la lluvia me pareció que no podía haber más color en una calle.

Volvimos al hotel, esta vez a las 6 de la tarde (de nuevo perdiendo tiempo…) y nos tocó preparar la maleta para volver a casa al día siguiente.

El último día hicimos una visita relámpago a Pádova de camino al aeropuerto, donde coincidió que estaban celebrando el 150 aniversario de la independencia, y parecía que toda Italia estuviera allí metida de la cantidad de gente que había. Vimos la iglesia de San Antonio de Padua y poco más, así que no tengo apenas fotos porque ya digo que fue visto y no visto, pero ésta se merece un hueco. Me gustó ver a este hombre allí, solo con su música, sin importarle que todo el mundo estuviera en la plaza celebrando el aniversario.


Y con estas, nos fuimos de regreso al aeropuerto, con ganas de más y sabiéndome a poco…



El viaje en avión de camino a Barcelona nos ofreció imágenes como esta:


Pero aún así, ni el cielo se podía comparar con Venecia.

domingo, 27 de marzo de 2011

Por Japón

Todos sabéis lo que ha pasado y está pasando en Japón (y el que no lo sepa es que no ha abierto un periódico ni ha visto la tele o escuchado la radio en las últimas dos semanas).

Al respecto de esto han surgido iniciativas para "aportar nuestro granito de arena", y yo quiero hacerme eco en este post de dos de las muchas ideas que rulan por internet.

Ya hace un tiempo que sigo el blog de Nora, "Una japonesa en Japón" y el blog de Ikusuki, y es desde estos blogs desde los que os traigo laa siguientes propuestas.

No sé si conoceréis la historia de las 1000 grullas... No os la voy contar ahora porque la entrada se haría muy larga y no es a eso a lo que vengo, pero si queréis que haga una entrada sobre el tema, pues me lo decís y oído cocina, ok?

Bueno, sin más, os dejo los enlaces a las dos iniciativas que os comentaba por si os interesa. Ahí van:

- Desde el blog de Nora nos invita a hacer una grulla de papel para ver si llegamos, entre todos, a hacer 1000 grullas. La entrada en cuestión, en este enlace.
- Desde Ikusuki, donarán 5€ por cada camiseta ikuorigami a la Cruz Roja de Japón.

Un saludo!!

lunes, 14 de marzo de 2011

Dirección Sevilla

A estas horas estoy en el coche dirección aeropuerto Sevilla para
coger un vuelo a Barcelona y allí reunirme con el grupo para el viaje
a Venecia.

Estoy escribiendo desde el móvil y será mi última entrada hasta que
vuelva del viaje (a no ser que haya wifi en el hotel) porque la tarifa
de internet móvil en el extranjero no me he atrevido ni a pregutarla.
He quitado la moderación de comentarios precisamente por eso, porque
no voy a poder moderarlos... Y ya me pondré al día con los blogs
cuando vuelva.

Obviamente no, no voy yo conduciendo XD

Un saludo y hasta dentro de unos días!!

--
*Una ignorante*

miércoles, 2 de marzo de 2011

Maquillaje

El maquillaje tapa muchas cosas. Eso ya lo sabía yo.

Soy dada a sonrojarme enseguida y por cualquier tontería, y ya había
notado que con maquillaje no se veía.

Hoy he llorado y ha sido el día que menos se me ha notado...

--
*Una ignorante*

sábado, 26 de febrero de 2011

Quiero presentaros a un amigo

Quiero presentaros a un amigo.
Es el que me saca una sonrisa todas las noches, no importa lo malo que haya sido el día.
Gracias a él duermo tranquila.
Da color al invierno y se ríe hasta del más pintao.
Es sincero y descarao, con su puntito canalla.
Sana el corazón y cura rencillas.
Sus coplitas me acompañan todo el mes, y cuando terminan me dejan siempre con ganas de más.

Se llama Carnaval, y nace todos los años por Febrero.

En Cádiz lo vieron nacer y vive todo el año en los corazones de los carnavaleros.
A su tacita de plata nunca la olvida y orgulloso pisa esas tablas del Falla, en el que el respetable es quien manda.
Canta altanero sus cuplés, pasodobles, popurrís y demás vicios. Y sus abanderados son el coro, el cuarteto, la chirigota y la comparsa.
Me diréis alguno que con esto no os ha quedao muy claro qué tiene el Carnaval de Cádiz que tanto suspiro por él… Pero es que ese sentimiento no tiene explicación.
Es la emoción de que vuelva a empezar, de que vuelva a cobrar vida ese Gran Teatro Falla. Es el anhelo y añoranza en los meses en que duerme. La alegría de descubrir sus nuevos tipos y coplillas. El ambientillo que se nota que le rodea…

La única forma de entenderlo es meterse de lleno en el mundo del papelillo y la serpentina, del disfraz y las coplillas, y escuchar a las agrupaciones que pisan orgullosas las tablas del escenario de “la casa de los ladrillos coloraos”

Ahora que os lo he presentado, os invito a conocerlo:
- En directo todos los días a las 21:00
- Los vídeos de todas las actuaciones

viernes, 25 de febrero de 2011

Gente

- Ahí va la vieja, ahí va la vieja!!!!

Así ha empezado a despotricar la señora que iba en el bus al ver a una vecina.

-Mira chófer! Ahí va la vieja acartoná
- Ya la veo. A donde irá tol día con el carro ese?!
- Esa?! Esa que se va de la casa pa no aguantá al viejo. Que dicen que la pega! Pero la vieja es peor que el viejo. Y con el levante que ha hecho estos días y no se la ha llevao! Ya se podía haber ido volando!


Y 10 minutos más de lindezas varias con las que nos ha regalado los oídos en su conversación con el "chófer".


Y pienso yo... ¿No se dá cuenta señora, que esa mujer a la que tanto llama vieja tendrá más o menos la misma edad que usted? Y tenga en cuenta que carrito llevan las dos...


Yo no conozco personalmente a ninguna de las dos señoras, pero a la receptora de tanto "cariño" la he visto alguna vez y nunca se me hubiera ocurrido pensar que fuera mala persona. Es más, parece bastante amable... Lo que sí me ha llevado a pensar todo lo que he oído es que con la señora del autobús no quiero tener nada que ver.


Pero, contra todo pronóstico, algo bueno he sacado de todo esto. Después de prestarse al despotrique, ya no me importa que el "chófer" no corresponda a mi saludo cuando entro al autobús. Ya le daré los buenos días al que venga la semana que viene, que será más wena gente.

lunes, 21 de febrero de 2011

La playa está desierta.

No hay ni un alma.

Es invierno, de noche y hace frío.

Quizás sea por eso.

Si oís un grito no os asustéis. Soy yo, que se me cae el mundo encima.

--
*Una ignorante*

miércoles, 16 de febrero de 2011

Bizcocho de yogur

Este bizcocho ya lo he hecho varias veces y es muy sencillo de hacer.

La foto es mia, y por tanto el bizcocho de mi cosecha también ^^


Os dejo con la receta.

VAS A NECESITAR
- Molde para bizcocho (24cm diámetro aprox.)
- Cuenco grande
- Varillas para batir


INGREDIENTES
- 1 yogur (natural o de limón)
- 2 huevos
- Levadura en polvo
- Azúcar
- Harina de repostería
- Aceite
- Ralladura de 1 limón
Opcional: Azúcar glas.
- Mantequilla (o papel de horno/vegetal)


PREPARACIÓN
Precalentar el horno a 180ºC
Untar el molde con mantequilla o forrarlo con papel de horno para que no se nos valla a pegar el bizcocho.
Vaciar el tarrro de yogur en un cuenco; lavarlo, secarlo y utilizarlo como dosificador.
Batir el yogur con los huevos, 2 cucharaditas de levadura en polvo, 2 tarros de azúcar, 3 de harina, 1/2 de aceite y la ralladura del limón.

Trasladar la mezcla ya batida al molde untado con mantequilla o forrado con papel de horno.

Hornear a 180ºC durante 30 minutos


OPCIONAL
Espolvorear con azúcar glas una vez frío y desmoldado.


NOTAS MENTALES
- La receta original utiliza solo 1 tarro de azúcar (ya de ahí, pa gustos, los colores)
- Las varillas, si son con batidora, más cómodo, pero se puede hacer perfectamente con un batidor de mano. (Yo he llegado a hacerlo con un tenedor, pero no lo recomiendo XD)

martes, 15 de febrero de 2011

Y no llega

Espero... Espero pero no llega... Y dicen que la esperanza es lo
último que se pierde, y quizás es por eso que sigo esperando... Pero
no llega.

Alguien con quien poder compartir alegrías y penas. Alguien en quien
poder confiar y que confíe en tí. Alguien que me dé un lugar en este
puto mundo que se burla de mí día a día haciéndome levantarme cada
mañana y viendo en el espejo la misma expresión en la cara. Sin haber
cambiado un ápice. Sin haber cambiado nada.

Y esque duele aún más el pensar que un día lo hubo. Hubo ese algo que
me hizo sentir por una vez en mi sitio. Pero esque se ha ido. Ha
desaparecido. Y no sé qué hacer para recuperarlo.

Me veo en situaciones que se me escapan. Porque parecen normales pero
yo las veo ireales. Y me siento débil hasta con la tontería más tonta.
Y se me saltan las lágrimas porque sigo esperando, pero no llega. Sigo
sintiéndome fuera de lugar. En este absurdo ir y venir de días. En
esta broma que nos dan al venir al mundo y que, gilipollas que somos,
le llamamos vida.

Ni vida ni ostias! Vida es lo que tuve y me quitaron. Vida es sentirse
parte de un algo. Eso es vida. Y no vivir, mejor dicho, sobrevivir,
levantándome cada mañana para hacer frente al nuevo día.

Pero si es que lo tuve!! Lo tuve y lo perdí!! No sé cómo, pero lo
perdi. Alomejor debería dejar de esperar a que viniera. Quizás ya pasó
y perdí el tren.

Puta vida!

--
*Una ignorante*

lunes, 14 de febrero de 2011

El autobús

Ese coche grande, con ventanas grandes, volante grande, puertas grandes y ruedas grandes.

Ese que, no sé en vuestras ciudades, pero en la mía rara vez llega a tiempo.

Ese que te lleva y te trae... Si es que pasa a su hora y no te desesperas de esperarle.

Ese que tiene un número distinto dependiendo de dónde valla.

Ese que te lo oyes venir porque hace mas ruido que una lavadora centrifugando...

Sí, sí, ese!

Pues hoy ha llegado antes de tiempo!!!!!

viernes, 11 de febrero de 2011

Brownies

Os dejo la receta de los brownies que hice ayer. La foto es mía, ennnnn. Tienen buena pinta o no??? :P


Ahí va la receta.

VAS A NECESITAR
- Varillas/batidor
- 2 cuencos
- Espátula/lengua
- Batidor de mano
- Colador
- Papel de horno/papel vegetal
- Molde (20x30cm aprox)




INGREDIENTES
- 150gr de azúcar
- 1 cucharada de harina
- 3 huevos
- 150gr de cacao en polvo sin azúcar
- 70gr de nueces
- 150gr de mantequilla




PREPARACIÓN
Ponemos papel de horno en el molde.
Precalentar el horno a 180ºC.
Derretir la mantequilla (1min. 20seg. aprox. en el microondas)
Agregar cacao en polvo y mezclar bien con el batidor de mano.
Echar los tres huevos en el recipiente más grande y añadir el azúcar.
Batir con las varillas hasta que la mezcla quede blanca y espumosa.
Añadir el chocolate mezclado con la mantequilla y mezclar bien con la espátula.
Echar la harina con la ayuda de un colador para evitar grumos.
Mezclar bien. Siempre con movimientos envolventes y con la espátula para que el huevo no se quede abajo.
Por último echar las nueces y mezclar con la espátula.

Echar la mezcla en el molde con el papel de horno y distribuir bien con la espátula.
Meter al horno ya precalentado a 180ºC durante 25 minutos.
Sacar y pinchar para comprobar que está hecho. Si sale limpio, hemos terminado.

Dejar enfriar, cortar y desmoldar.



NOTAS MENTALES:
- A quien no le guste el chocolate amargo, que le eche un poco más de azúcar (calculo yo que con 200-250gr será suficiente)
- Las nueces no me seáis cazurros y comprarlas partidas, que yo me jarté a abrí nueces XD
- Las varillas, si son una batidora con las susodichas, mejor, porque si no se os va a poner el brazo que ni Nadal.
- El tiempo para derretir la mantequilla depende del microondas, así que si no queréis tener problemas, poned 1 min, la sacáis, la movéis y si no se ha terminado de derretir del todo, pues la metéis un poquillo más.
- Ahora que me doy cuenta repito "con la espátula" unas pocas de veces... pero esque si no se baja el huevo... (no, si su razón tiene, enn)