lunes, 31 de enero de 2011

A altas horas

Es a altas horas de la noche cuando a la cabeza le da por pensar y no
deja descansar al cuerpo que durante el día ha estado sobreviviendo.
Da vueltas a ideas, pensamientos, recuerdos... Y hace una llamada al
corazón para hablar de sentimientos.

Pero, aunque parezca extraño, hoy el corazón no habla de penas... Solo
dice que está cansado. Pero la cabeza, machacona, sigue dando vueltas
y buscando las cosquillas a una vida que hoy se ha terminado y espera,
dormida, a que empiece mañana.

Cabeza, cabezota! Deja descansar al resto, que ya mañana será otro día.

Hasta mañana! Que no tengas pesadillas! Shhhhhh...

--
*Una ignorante*

sábado, 22 de enero de 2011

Y yo que pensaba que ya me había librado!

Pues nada, aquí estoy, con un gripazo del quince.

Los días de Nochebuena y Navidad fui a las respectivas comidas sin poder hablar por culpa de un resfriado que pille por esas fechas y que me dejó afónica casi una semana. Y yo, pobre ilusa, pensé que ya con eso había pasado yo la gripe, resfriado o lo que fuera que tocara este año.

Ja! Ahora ha dao la cara de verdad, ahora. Hace dos días llegué a mi casa muerta de frío (y mira que pa ser Enero hizo un día bien lindo), pero no, yo con la manta a cuestas. Y esque resulta tenía 37 y medio... Así cualquiera...

Al día siguiente estuve todo el día tirá en el sofá sin poder levantarme porque la fiebre no me bajaba de 39º... Aunque a base de Paracetamol, a media tarde conseguí que bajara, pero el dolor de cabeza pa mí se quedó.

Ayer ya andaba mejor, así que me confié y salí fuera... Muy mal hecho! Ahora pago las consecuencias! Nariz taponada, cabeza de juerga y oídos a su puñetera bola.

Así que ahora, me quedo en casa aunque no tenga fiebre, con la manta echá y sin asomar la cabeza ni pa ver quién llama a la puerta.

Y vosotros cuidaos! Que dicen que la gripe de este año es un virus de estos de 48h... pero no sé yo.


Saludos!

viernes, 21 de enero de 2011

Bien, estoy bien

Con una sonrisa en la boca, aunque mis ojos se nieguen a sonreir, me planteo encararme al nuevo día. Quizá mis ojos aún estén rojos, o quizás no... No he querido comprobarlo... Ni tampoco creo que se dé cuenta nadie. Cada vez más tengo la sensación de que paso por el mundo a modo de viajera. Estoy un ratito y enseguida desaparezco. Paso por el lado de la gente y no se dan cuenta de que estoy ahí... Aunque quizás es muy presuntuoso por mi parte querer que se den cuenta del puntito que pasa por su lado... Sus vidas son más importantes que el quedarse mirando al cielo o al suelo, donde mejor les convenga, y pensar por un ratito en lo que hemos venido a hacer a esta burla que llamamos vida.

Y mientras esas personas se afanan en engrandecer sus vidas y en sentirse importantes... Yo llego a estar bien siendo chiquitita... Porque siendo chiquitita tengo la oportunidad de mirar las cosas más de cerca, y de darme cuenta de que hay más que el simple día a día... Cada vez que abrimos la puerta de casa, damos la oportunidad a la casualidad de que se cuele en nuestras vidas y nos traiga algo que nos sorprenda o que me haga estremecerme... Porque soy muy pequeñita y todas las grandes cosas me hacen tambalearme, mientras las cosas pequeñas, las más bonitas, pasan desapercibidas para los ojos de muchos.

Yo me voy a buscar a las pequeñitas, que esas son las que de verdad valen, las más grandes. Son los pequeños momentos los que mejor se recuerdan.

martes, 18 de enero de 2011

La playa


Muchas veces nos obcecamos en querer viajar fuera sin darnos cuenta de que justo al lado de nuestra propia casa podría haber un sinfín de sitios que nos esperan para visitarlos.


Que por qué digo esto? Pues porque yo misma (y de ahí el “nos”) no me doy cuenta, en mi ceguera por querer ir a Japón, de que si viene tanto extranjero a España, pues será por algo, no?

 


 Hoy os quiero enseñar un sitio que me es más que conocido, pero que, ay ignorante de mi, nunca se me había ocurrido verlo con los ojos de un turista de tan acostumbrada que estoy a pasar por delante todos los días.





Tanto que se buscan las prometidas y paradisíacas playas de arena blanca que se encuentran al otro lado del charco y yo, sin comerlo ni beberlo, viviendo en la costa de la luz, tengo kilómetros y kilómetros de playas de fina arena dorada a mi entera disposición.







Esta misma mañana he bajado la orilla cámara en mano, y con mis nulos conocimientos de fotografía he querido plasmar en imágenes lo que veía en ese momento.











Como apenas había gente en la playa (una o dos personas más aparte del caminante de la foto), pude grabar un vídeo para que oigáis las olas y las gaviotas aquellos que no tenéis la suerte de tener una playa cerca. (mirarlo mejor no lo miréis, porque os podéis marear un poquillo :P)


  
video


A ver qué os parecen las playas de mi tierra.



Un saludo!

Cara compuesta, corazón roto

Trato siempre de mostrar mi mejor cara a quien me ve, pero cuando abro el blog es mi corazón el que escribe.

Habla de soledad porque quien estuvo se fué y quien tiene que venir no llega... Tal vez se perdió por el camino.

Habla de pasados felices que se rompieron como el cristal en tantos trozos que parece imposible recomponerlos.

Habla de esperanzas y sueños que se ven truncados por no saber cómo seguir ni por dónde.

Habla de tantas cosas que no sabe siquiera explicarse, y se dá de bruces con el muro de una sonrisa en la que los ojos no sonríen.

Yo seguiré poniendo mi mejor cara cuando salga por la puerta... Pero de puertas para dentro, es mi corazón quien manda.
--
*Una ignorante*

viernes, 14 de enero de 2011

¿Y ese quién es?

No sé dónde exactamente, pero fui a Galicia un verano y entre otras muchas cosas, porque la tierra de mi abuelo tiene mucho que ver, me encontré con este menda asomao al balcón.


Era una figura puesta en el balcón de una casa que estaba justo encima de una tienda de fotos, así que supongo que el cartel que tiene debajo es de la susodicha.

La cosa es que me llamó la atención y le hice una foto. Lo malo que tuve que echar mano del móvil porque la cámara se me había quedado sin batería minutos antes y de ahí la mala calidad de la foto peeeeero, eso es lo que hay.

A ver si alguien ha visto al gachó este y me dice dónde está.

Un saludo!

Comprar, tirar, comprar

Un vídeo muy interesante que todos deberíamos ver.

Es largo y no se vé en un momentito (dura aproximadamente 1h) pero merece la pena verlo.


miércoles, 12 de enero de 2011

Robando a la primavera

Parece que hoy el invierno, no contento con habernos dejado helados estos días atrás, intenta emular a la primavera haciendo brillar el sol como no lo había hecho en días.

Pero hasta ahí, porque es abrir la ventana y brrrrr....

El intento de primavera se ha quedado solo en eso, en un intento. Y esque, aunque pese, todavía queda mucho para que nos muestre su cara y deje a un lado al invierno.

Mientras tanto, yo, me pongo delante de la ventana con los cristales cerrados y hago como que estoy en el jardín, porque como no entra el viento, se está bien calentito.

martes, 11 de enero de 2011

Parece que empieza a amanecer


Parece que empieza a amanecer y que el sol se digna a asomar entre tanta negrura.

Se ve que le cuesta un poco, pero que, poco a poco, la noche va cediéndole sitio y empieza a alumbrar.

Es invierno, en los dos sentidos, así que no brilla ni la mitad que en verano, pero se le ve, que es lo importante.

Cuando quiero darme cuenta estoy con los ojos abiertos al cielo, contando las horas que faltan para que llegue el momento en que brille en lo más alto.

No es que valla a calentar, porque hoy está nublado… Pero por lo menos apartará las sombras que la noche trae consigo.


Ya es de día y aún sigue intentando asomar entre las nubes.

No parece que sea fácil, pero sé que tarde o temprano, terminará apareciendo.

Cuando caiga la noche tendrá que volver a irse, pero la lucha de hoy de seguro le habrá servido para darle un poco de aliento.

Además, recuerda! Ayer brillaste con toda tu fuerza! Mañana podría volver a pasar.

domingo, 9 de enero de 2011

Por qué será?

Por qué será que nos es más fácil hablar con un completo desconocido que con alguien que ha estado a nuestro lado desde que nacimos?

Por qué será que cuando nos sentimos dentro del hoyo no acertamos a salir y buscamos una mano extraña que nos saque?

Por qué será que buscamos a otra persona y nunca la encontramos busquemos donde busquemos?

Por qué será que cuando reímos acabamos llorando y cuando lloramos es tan difícil hacernos reír?

Por qué será que quien estuvo se fue y quien nunca ha estado aún no ha venido?

Por qué será que nos sentimos solos entre la multitud?

Por qué será que tantas cosas que pasaron quedaron atrás y lo que tiene que pasar no pasa?

Por qué será que todo tiene fecha de caducidad menos lo que debe de tenerla?

Por qué será que cuando queremos decir algo no acertamos a decirlo y cuando decimos algo no tiene ni pies ni cabeza?

Por qué será que quiero pero no puedo y puedo pero aveces no quiero?

Por qué será que hay gente que vive feliz y otros que simplemente viven?

Por qué será que hay gente arriba y gente abajo pero en medio no hay nadie?

Por qué será que aunque se tiene de todo no se tiene nada?
Por qué será que sigo esperando pero no llega?

Por qué será?

Por qué?

sábado, 8 de enero de 2011

¿Qué haces?

¿Qué haces cuando tienes que convivir con una persona prepotente, con complejo de superioridad y que te trata como una putísima mierda?

Pues te jodes, te metes más al agujero y haces por no salir de él hasta que pase la tormenta. Porque es lo que toca. Unos putean y otros son puteados. Y por lo visto así es como tiene que ser, y no queda otra.

Ya sé que mis problemas os importan más bien poco porque, al fin y al cabo, no me conocéis de nada... Bueno, nisiquiera me lee nadie! En realidad escribo esto pa mi y pa la pantalla porque no hay nadie al otro lado, pero bueno. Por lo menos puedo medio desahogarme. Porque para desahogarse del todo hace falta alguien que le escuche a una.

En fin, ahí queda. Me vuelvo al agujero que viene tormenta.

viernes, 7 de enero de 2011

Dos por uno

Os ha pasado alguna vez? Dos llemas en el mismo huevo XD
Estos iban pa gemelos :P


Os dejo una foto pa que veaís que no es coña.

Saludos!

jueves, 6 de enero de 2011

Bonitos recuerdos

Esta mañana he estado ojeando las fotos que tenía guardadas en el disco duro y que hacía ya tiempo que ni me acordaba de ellas, y me he encontrado recordando momentos en los que he sido realmente feliz.

Y esque son los momentos más "tontos", los más pequeños, los que, al tiempo, saben sacarnos una sonrisa.

Recuerdo a "mis niños", como yo los llamaba, con mucho cariño. Aunque también un poco de pena porque ya no están conmigo.

Como tantas otras veces, no sé qué pasó, pero se cansaron. Ellos han seguido adelante mientras yo me he quedado atrás.

Han sido y siguen siendo lo más importante en mi vida, aunque ya no estén para sostenerme cuando me caigo... Porque por lo visto, la amistad debe de tener también fecha de caducidad.

En cualquier caso, a mi me dieron mucho, muchísimo y espero que ellos también se quedaran con un poquito mío.

Me dieron risas, momentos inolvidables, tardes fantásticas, experiencias irrepetibles... Pero sobre todo, me sentía querida. Sentía que tenía un sitio en el mundo... Y aún se me saltan las lágrimas cuando pienso que les he perdido...

Pero prefiero olvidar el dolor de perderlos y recordar esos momentos que he vivido con ellos y que espero que algún día puedan repetirse. Bueno, repetirse no, porque son irrepetibles... Pero sí que espero que puedan volver a surgir momentos nuevos.

A ver si el mundo se pone de una vez al derecho y nos volvemos a ver.

Desde aquí, aunque no me leaís: Os kiero!

lunes, 3 de enero de 2011

Hasta mañana

Y se abraza. Y piensa que otro día será. Y por fin, se queda dormida.
Que hoy no tengas pesadillas.
Shhhhhh...

domingo, 2 de enero de 2011

Primera

¿Alguna vez os ha pasado que os gustaría olvidaros del mundo y de todo el ruido que os rodea y huir a un lugar desconocido en el que nadie de tu actual vida pueda contactar contigo?
A mi sí, y últimamente me ocurre tantas veces que incluso llega a darme miedo.
Pero lo siento como una liberación.
Perderme donde nadie me conozca, donde pueda empezar de nuevo y dejar todo atrás para escribir un segundo y nuevo libro de lo que viene siendo mi vida.

Muchas veces me he visto en la necesidad de aclarar mi garganta y de gritarle al mundo que sigo aquí, que no me he ido aunque me dé la espalda, y que, aunque soy lo más pequeñito, también tengo sueños como todos los demás, y que me gustaría que, al menos uno, se cumpliera.
Pero como parece que mi voz no se digna a salir, le cedo el turno a mis dedos, a ver si éstos tienen la valentía de plasmar en estas líneas lo que no acierto a decir.

No sabéis quién soy ni os lo voy a contar, a quien le interese ya me irá conociendo con el tiempo.

No sé quiénes sois, ni tampoco es eso lo importante, lo que os engrandece es leer mis locuras.

Al principio no seréis muchos... Por no decir que no habrá nadie. Pero así es como debe ser.
Ahora me encuentro sola, tanto en mi vida como en esta ventana que abro al mundo... Pero supongo que eso de que la esperanza es lo último que se pierde tiene un tanto de verdad, porque a pesar de vivir en esta desesperanza, sigo esperando que llegue alguien y me tire una cuerda que me ayude a salir de este pozo sin fondo en el que, no sé cómo, he caído.

Así que desde esta pequeña ventana, pido a mis dedos que busquen lo que mi voz ya no sabe pedir. Que me traigan a alguien que me haga olvidar el querer huir y que me recuerde que la vida también tiene momentos inolvidables en el buen sentido, como los que pasé en ese parque entre los que yo más quería y que pensé que también me querían a mi.



Bienvenid@ a mi ventana, seas quien seas... Espero que poco a poco se me valla quedando pequeña y me obligue a salir ahí fuera... Ahora mismo no tengo fuerzas.