martes, 18 de enero de 2011

La playa


Muchas veces nos obcecamos en querer viajar fuera sin darnos cuenta de que justo al lado de nuestra propia casa podría haber un sinfín de sitios que nos esperan para visitarlos.


Que por qué digo esto? Pues porque yo misma (y de ahí el “nos”) no me doy cuenta, en mi ceguera por querer ir a Japón, de que si viene tanto extranjero a España, pues será por algo, no?

 


 Hoy os quiero enseñar un sitio que me es más que conocido, pero que, ay ignorante de mi, nunca se me había ocurrido verlo con los ojos de un turista de tan acostumbrada que estoy a pasar por delante todos los días.





Tanto que se buscan las prometidas y paradisíacas playas de arena blanca que se encuentran al otro lado del charco y yo, sin comerlo ni beberlo, viviendo en la costa de la luz, tengo kilómetros y kilómetros de playas de fina arena dorada a mi entera disposición.







Esta misma mañana he bajado la orilla cámara en mano, y con mis nulos conocimientos de fotografía he querido plasmar en imágenes lo que veía en ese momento.











Como apenas había gente en la playa (una o dos personas más aparte del caminante de la foto), pude grabar un vídeo para que oigáis las olas y las gaviotas aquellos que no tenéis la suerte de tener una playa cerca. (mirarlo mejor no lo miréis, porque os podéis marear un poquillo :P)


  
video


A ver qué os parecen las playas de mi tierra.



Un saludo!

2 comentarios:

The Loser dijo...

Buenas,

Preciosas playas, preciosa vistas. Yo estuve una vez en Conil de la frontera y las playas eran espectaculares. ¿Y qué decir de la Bahía de Cádiz?. Aunque bueno, por aquí en el norte hay también playas espléndidas. Podemos decir que cada lugar tiene lugares únicos, sólo hay que saber descubrirlos.

Mirar el mar es una de las cosas más deliciosas que existen. Ver como las olas llegan a la costa para volver a marcharse, oír como rompen... Una delicia.

¡Saludetes!

Una ignorante dijo...

La verdad es que del norte solo he visto una playa de A Coruña cuando estuve de viaje y aunque era pequeñita tenía su encanto ^^

Gracias por comentar!

Saludos!