domingo, 8 de mayo de 2011

ASÍ NO, SEÑORES, ASÍ NO.


Hace muy poquito encontré un blog y coincidió que llegué a él en un momento en que se buscaba la respuesta más efectiva a un problema de “robo de propiedad intelectual”.

Estas últimas palabras dichas así, pueden sonar un tanto fuertes, pero no tiene otro nombre, y paso a explicar el problema:

El blog del que os hablo se llama “Los ojos de ella”, y llegué a él a través de su cuenta en Twitter.
La primera entrada con la que me encontré fue ésta, y con la idea de enterarme bien de qué iba todo eso de la encuesta, empecé a mirar entradas anteriores y, entre fotografías que bien se merecen una mención entre estas líneas y que os invito a ver, encontré la explicación a todo el tema.

Os resumiré:

Seguro que os acordáis del terremoto/tsunami que se sufrió en Japón hace no mucho.
Bueno, pues durante este incidente, todos los que pudieron sacaron fotos, hicieron vídeos, publicaron entradas en sus respectivos blogs, twittearon los acontecimientos en directo y en diferido… Nos informaron de primera mano de todo lo que sucedía, y todo, gracias a Internet. Pero claro, ya sabemos, que, al publicar algo en Internet, nos arriesgamos a que pueda llegar cualquiera y hacerlo suyo, y es por eso que en este blog que os digo, TODAS las fotos están registradas bajo una licencia de Creative Commons.

Pero, ¿qué pasa cuando llega una empresa de publicación importante? Pues que se pasa por el moño (por no decir expresiones mucho más malsonantes) al blogero que, día a día o cuando corresponda, informa de primera mano de lo que le rodea.

Y esta empresa ha sido el Diario ABC, y el blog damnificado, el que os vengo comentando desde el principio de la entrada.

Como en muchos otros blogs por aquellas fechas, en este se publicaron imágenes de los desbarajustes que había causado el terremoto en Tokyo, y el Diario ABC, ni corto ni perezoso, decidió publicar en sus páginas fotografías que pertenecían a otro sin mencionar al autor o haber siquiera pedido permiso, es decir, poniéndolas como suyas.

Dicho todo esto, ya tendréis una idea de a donde se quiere llegar.


Esto no puede quedar así.


Tanto que se quejan las “grandes empresas” del robo de la propiedad intelectual y demás historias y, cuando se plantea el momento, son los primeros en llevar a cabo tal delito.

Así que, sin tener que dar más explicaciones, porque creo que en la entrada del blog que os comento viene más que bien explicado, yo, desde mi blog, aunque sea muy humilde y sean pocos los que me leen, me uno a la iniciativa que ha surgido a raíz de este problema y que podéis leer más detalladamente aquí.
Y desde ahora, en uno de los laterales de mi blog, aparecerá el logo de la iniciativa “Sindelicadeza”, que podéis encontrar en la entrada que enlazo al mismo.
Os animo a que os unáis a esta iniciativa, bien sea vía twitter, facebook, blog, menéame o como más os guste, haciendo un link o mencionando la entrada del blog en concreto.

Porque mañana puede pasaros a vosotros si no les paramos los pies.

Y ya lo dice Nikon en el blog “Los ojos de ella”:
<<Somos el pequeño David contra el gigante Goliat... Aunque a día de hoy el pequeño David tiene un portátil con banda ancha, además de Internet en el móvil; tiene facebook, twitter, etc. y conoce a muchos otros pequeños Davides con la ayuda de los cuales puede vencer al gigante Goliat>>.

6 comentarios:

山岸 dijo...

¿Qué es lo justo?
¿Fue justo que David matara a Goliat?
¿Justicia implica que uno gana y otro pierde?
¿Podemos nosotros los pequeños ganar a un grande?
Pero, ¿acaso este grande no está formado por otros muchos pequeños?
Aunque los pequeños se junten hasta llegar a ser un grande, ¿bastará con esto?
Si la victoria del pequeño significa la derrota del grande, ¿no implica eso la derrota de muchos pequeños tan iguales a los demás pequeños?

Gracias y perdón.

(tontas preguntas de un curioso)

Una ignorante dijo...

山岸 :

Ciertamente, si lo pensamos, nadie puede asegurar qué es justo y qué no sin que entren en conflicto segundas y terceras personas que se vean afectadas y que puedan tener otro concepto de justicia.

Lo que sí está claro, o al menos para mí lo está, es que si hay una ley (como hablo en este post de la Ley Sinde), es para cumplirla en los dos sentidos, no solo para cumplirla cuando convenga.

Y no te preocupes por preguntar, que como siempre digo, mientras se hable con respeto, no hay por qué pedir perdón, porque cada persona tiene su forma de pensar y puede y debe expresarla libremente.

Un saludo y gracias por comentar!

The Loser dijo...

¡Dioses!¡Qué preguntas más filosóficas hace 山岸-san!

Yo iba a decir que yo a todas las fotos mías que subo al blog les pongo en una esquina la dirección del mismo. Sé que mis fotos son malas y que no le interesan a nadie, pero si alguien se siente tentado la marca lo echará un poco para atrás. También iba a decir que me parece una buena iniciativa, y que es injusto que las leyes se cumplan solo en un sentido.

Pero tras leer las preguntas del comentario anterior no se si una respuesta tan banal es suficiente...

La justicia o la injusticia así como el bien y el mal son conceptos subjetivos que dependen de la cultura, la época, la sociedad... Pero precisamente se creo la ley, una manera de ponernos de acuerdo de lo que se puede hacer y lo que no. Y en este caso hay una ley que debería defender al pequeño frente al al grande (en este caso así llamado porque es el que más influencia y poder tiene) también. (Vaya rollazo que he soltado. Lo siento, hoy me siento parlanchín.)

¡Un saludo!

Y dijo...

No siento amor por el pensamiento. No me gusta perder el tiempo por pensar tan solo...

Ni mucho menos creo que todo sea subjetivo.

Casi todo es objetivo.
Lo único que pasa es que a casi todo el mundo no conviene que sea así...

Una ignorante dijo...

The Loser:

No te preocupes por soltar el "rollazo" como tú dices, que yo os leo igual a todos los que comentáis ^^ Me gusta saber lo que piensa la gente, así que no es rollazo.

Gracias por comentar! Sientete parlanchín siempre que quieras ^^

Una ignorante dijo...

Y :

Gracias por comentar ;)