lunes, 16 de mayo de 2011

Desandar el camino andado

Caminaba calle abajo mientras el viento arremolinaba su cabello, e iba pensando en el ir y venir de los días, que parecía que, a antojo de alguien, se alargaban en los peores y se acortaban en los mejores momentos.

Nunca se había planteado pararse a pensar en lo que hacía día a día, pero hoy, quizás por el levante, visitaban su cabeza pensamientos y sentimientos que no podía dejar de lado.

Iba sola, como casi siempre, y eso le daba aún más oportunidades de pensar. De centrarse en lo que le rondaba la cabeza, de sumergirse en sus pensamientos mientras la gente, los coches… Mientras todo pasaba a su alrededor sin que ella apenas se diera cuenta.

Ya llevaba un rato caminando cuando, aún no sabe bien por qué, levantó la vista y se encontró lejos, muy lejos de su casa, lejos de todo. Y al mirar alrededor comprendió:
Tanto se había enfrascado en sus pensamientos y en sí misma que se había desentendido de todo, absolutamente todo lo que le rodeaba. Y ahora no era capaz de dar media vuelta y desandar el camino. Ya no sabía volver a ser la que había sido antes. Ahora estaba aún más sola y no sabía regresar donde estaban los demás…
Solo le quedaba esperar que alguien se percatara de su ausencia y caminara en su busca para brindarle su ayuda.

Porque ella sola ya no podía.

Se había perdido y no había sendero marcado ni mapa en sus bolsillos con el que poder guiarse

4 comentarios:

Y dijo...

気に入った。(Me ha gustado)

Puede que sean muchos los que pasen por algo similar a esta mujer.
(Ante todo pido disculpas por mi gramática... ya son casi 4 los años que apenas escribo en esta lengua).

Me gustaría dar un abrazo a ella.

Siento hablar de mí, pero yo me pasé unos... 6,7años? deseando un abrazo. (Posiblemente sea algo totalmente diferente que a esta mujer le pasa.)
Puede que ella también lo necesite...

Que Dios la guíe.

(No sé porqué pero el nick ha cambiado de 山岸 a Y...)

The Loser dijo...

Me ha gustado, aunque sea una historia un poco melancólica. De todas maneras ya dijo Antonio Machado aquello de "caminante, no hay camino, se hace camino al andar". En la vida no hay rutas marcadas, todos vamos sin mapas.
Espero que la protagonista de la historia encuentre a alguien con quien crear nuevos caminos.

¡Un abrazo!

Una ignorante dijo...

山岸 (o Y) :

Supongo que todos necesitamos un abrazo en algún momento y aveces no lo tenemos...

Ah! No te preocupes por la gramática, que se te entiende perfectamente ;)

Y lo del nick no sé por qué sera... Hace unos días blogger estuvo innactivo y después me he encontrado con algún que otro cambio... Cosas de la informática, supongo.

Saludos y gracias por comentar!

Una ignorante dijo...

The Loser:

Quizás tengas razón... Quizás es mejor seguir adelante sin pararse a pensar en lo que quedó atrás, y crear nuevos caminos...

Humm tu comentario dá qué pensar ;)

Un saludo!