miércoles, 26 de septiembre de 2012

Depende de ti


La pelota vuelve a estar en tejado ajeno. Por mucho que coja la escalera, siempre termina volviéndose a embarcar.

No parece que el dueño del tejado tenga intención alguna de bajarla. El problema es que mi escalera, tarde o temprano, terminara desgastándose.

¿Y qué pasará si la escalera se desgasta? La pelota quedará olvidada.

Primero días. Luego semanas. Y ya suman meses.

Hasta el día en que una ráfaga de viento tire la pelota del tejado.

Pero para entonces, ambos habremos olvidado de qué color era y ya no nos pararemos ni a mirarla, porque ya no tendrá sentido.

Habrá dejado de importarnos.

En tu mano está lanzarla o dejarla a merced del viento.

5 comentarios:

Perséfone dijo...

Siempre se puede usar una cuerda para subir al tejado, ¿no? Aunque sea algo un poco más complejo, si se quiere se puede. Y si se coopera, más.

Saludos.

Sara H. dijo...

Si realmente se quiere, por mucho que se desgaste la escalera, podrá cogerse por otros medios :)
Intentarlo de otras formas...

Una ignorante dijo...

Perséfone: Ahí está el quid de la cuestión: la cooperación. Cuando uno no quiere dos no se pelean, que se dice... Pero ese mismo dicho también podríamos a plicarlo al caso que os narro: si uno no quiere...

Una ignorante dijo...

Sara H.: El problema viene cuando no quiere la otra parte... Entonces qué sentido tiene?



Gracias por pasaros y comentar!

CrystalPrincess dijo...

Incluso a veces la pelota carece de tanta atención que una misma deja de utilizar la escalera y también la olvida, y deja de probar cuerdas y otros métodos... =(